Revocar y expulsar es violencia

Judicializar la vida interna de las organizaciones es un error y una muestra de falta de cultura democrática. Tenemos que aprender a resolver políticamente los problemas políticos