Raíces de futuro

Todo proyecto político debe asentarse sobre una base sólida, un conjunto de personas con ganas de trabajar y mejorar su territorio. Cualquier proyecto sin unos buenos cimientos en cuanto crece más de lo esperado pierde fuerza.

Y ese es un riesgo que nos puede pasar si no nos dedicamos a trabajar desde abajo, con las personas, y si no incorporamos nuevas personas que traigan ganas y aire fresco de forma constante, sólo así es posible que un grupo crezca con el tiempo. De lo contrario se corre el riesgo de estancamiento y peor aún, de conformismo. Y el conformismo es lo peor que nos puede pasar, un partido que se acostumbra a estar a la sombra de otro y al lamento constante se convierte en un partido que no aprende, porque se acostumbra a que alguien le haga el trabajo. Y un grupo que no aprende, no crece.

Flores de manzano. Autora Matilde Huerta
Flores de manzano.
Autora Matilde Huerta

La capacidad de aprendizaje colectivo que nos brinda la horizontalidad es algo que no podemos desaprovechar, es una oportunidad constante de adquirir nuevas habilidades que nos pueden servir para cualquier ámbito de la vida, aunque obviamente son trascendentales para el ámbito político. Esta capacidad de aprendizaje colectivo se debe transformar en liderazgos colectivos: personas con habilidades de trabajo en equipo, carisma, capacidad de sacrificio y ganas de aprender. Y para la consecución de este objetivo de adquisición de liderazgos colectivos es fundamental que entren nuevas personas que sean capaces de mantener un nivel de motivación adecuado para seguir con el ritmo de actividad que la política necesita y para que las personas con más experiencia de la organización que ya no quieren dedicarse a la actividad institucional puedan regalar esa experiencia a las personas que llegan nuevas con mucha fuerza y ganas de hacer cosas y crear un ciclo de aprendizaje colectivo constante basado en dos premisas: experiencia y renovación.

Partiendo de esta premisa, debemos encontrar la mejor herramienta para llevar a cabo una estrategia de crecimiento que logre conseguir los objetivos propuestos y hacer que el movimiento ecologista, una vez que ha encontrado su sitio definitivo, sea una alternativa seria e independiente a cualquier otro gobierno.

Debemos transmitir la ecología política a las personas, municipio a municipio, provincia a provincia, sólo así podremos hacer frente a los grandes partidos que controlan los medios de comunicación y sólo así lograremos tener una base y una masa social que nos reclame en los medios como noticia. Esto exige gran esfuerzo, es cierto, pero también exige que rememos en la misma dirección.

Árbol en Zamora, autor Carlos Charro
Árbol en Zamora, autor Carlos Charro

Debemos ser como un árbol y expandir nuestras raíces para tener unas ramas que crezcan y se multipliquen y poder perdurar en el tiempo. Si somos capaces de llevarnos esta idea a nuestro imaginario tendremos una buena receta para la estrategia de crecimiento que necesitamos. Las personas con experiencia serían la corteza del árbol, que “protegen” a las personas que ocupan cargos públicos que serían los vasos que hacen posible que el trabajo colectivo, la savia, consiga dar frutos: pintar de verde las administraciones y hacer la sociedad un poco más sostenible. La juventud y la sociedad serían parte del sistema radical: permiten que el árbol se nutra y pueda crecer y poco a poco ir integrándose en el normal funcionamiento de la organización.

Si hay algo que quiero que quede claro en mi reflexión es la necesidad imperante en toda organización de incorporar nuevas personas y conservar a las personas de más experiencia, es el mejor camino para lograr un crecimiento fuerte de alternativa. La alternativa verde es la única alternativa posible para la salud de las personas y el planeta. Existen muchas personas que llevan trabajando mucho tiempo por un país más verde y sostenible, con gran experiencia, que debemos saber conservar. Por otro lado, cada vez más personas están viendo que es necesario un cambio de modelo de sociedad, una transformación profunda en la forma de relacionarnos entre las personas y con nuestro entorno, son estas personas las que debemos ser capaces de captar y añadir a nuestro sistema radical. Pero si nos olvidamos que somos un sujeto político independiente y nos limitamos a escondernos para conseguir cargos públicos corremos el riesgo de no descubrir qué modelo de país o de ciudad desea ese 30% de la población que se quedó sin votar el pasado 26J y si puede aportar al proyecto de la ecología política.

Francisco Sánchez Molina
Francisco Sánchez Molina

Francisco Sánchez Molina, autor de este artículo tiene 24 años y es de Antequera. Licenciado en Ciencias Ambientales, profesor de secundaria y educador ambiental. Portavoz Equo Antequera y miembro de la Mesa Provincial de Equo Málaga.

 

 

Podéis seguirle en este blog:

BlogFranciscoSanchez

 

One thought on “Raíces de futuro


  1. Me encanta tu artículo y me emociona conocer a alguien tan joven con esa sensibilidad y esa claridad. Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *