Orgullo ecologista: fuimos, somos, seremos (II)

Lo que éramos.

Siguiendo a Octavi Piulats, el inicio de la ideología verde en el estado español se halla bastante apoyada en el ideario creado por Die Grünen en la entonces Alemania Federal a finales de los setenta. Esto implica que los principios básicos verdes europeos de la prevalencia ecológica, la acción social, la democracia de base y el pacifismo más los principios de descentralización, la antijerarquía y la solidaridad con las minorías y el feminismo fueron también aquí los pilares ideológicos de nuestro ideario verde.

Sin embargo, creo que todas estaremos de acuerdo en que el ecologismo español presenta notables diferencias con sus homólogos europeos y ello por varias razones.

Ribadesella, Asturias. Autor Carlos Charro
Ribadesella, Asturias. Autor Carlos Charro

En primer lugar, cabría destacar la relevancia del escaso impacto que tuvo en nuestro país el llamado movimiento alternativo europeo con fuerte implantación, sin embargo, en países como Holanda, Italia, Alemania, Suiza, Dinamarca o Francia. Este movimiento consideraba esencial la revolución personal no la política y abandonaba la tarea de la revolución a través de la toma del estado y el control de los medios de producción, algo en consonancia con la propuesta base del ecologismo de construcción de nuevos modelos de producción y consumo.

Hay, además, otras causas igual o más determinantes: el conservacionismo español de corte pragmático frente al romanticismo europeo, su distanciamiento del ecofeminismo a diferencia de los partidos verdes europeos, la importante influencia de otras líneas de pensamiento como el neopaganismo, la new age, los nacionalismos, el marxismo o el pensamiento libertario y, por supuesto, la diferente situación política, tras una infame dictadura, que hacen del ecologismo hispano algo sui generis lo que, quizás, está en la base del porqué mientras los partidos verdes europeos iban conquistando cuotas de representación y consolidándose en los territorios, en España no conseguíamos salir de la fragmentación y del enfrentamiento continuo.

Los partidos Verdes en España no conseguíamos salir de la fragmentación y el enfrentamiento Clic para tuitear

Desde el Manifiesto de Tenerife hasta la misma constitución de Equo, la historia del ecologismo ha estado caracterizada por la segregación y la falta de liderazgo político. Pero hay otras causas que explican también el fracaso del proyecto político ecologista, causas variadas y complejas que han sido objeto de estudio por los politólogos y teóricos del movimiento verde, causas que, en sí mismas, son una respuesta y una indicación clara de los caminos que sería oportuno transitar.

Verdiciu, Asturias. Autora EF
Verdiciu, Asturias. Autora EF

Me he permitido agrupar todas estas causas bajo lo que yo considero son las soluciones, o más bien, las tendencias que nos permitirán avanzar con solvencia: unidad y normativa, diferenciación, pedagogía y asamblearismo.

Unidad para combatir la desestructuración y atomización casi endémica del ecologismo político español y, directamente conectada con esta, normativa que permita conciliar la operatividad de la organización con la democracia participativa.

Diferenciación para recuperar el espacio ocupado por los partidos mayoritarios, tradicionales o no y los nacionalismos.

Pedagogía para romper la aceptación por parte de la sociedad del modelo de desarrollo y consumo vigentes.

Asamblearismo para ampliar nuestra base social, combatir la desafección fraticida del ecologismo social, promover la militancia y crear un acervo normativo aceptado por todas.

Es por ello que, en mi opinión, cualquier intento por romper esa unidad orgánica y normativa, así como las actitudes acomodaticias en el seno de las confluencias, rentables para algunos, pero perjudiciales para todas, la desactivación de las asambleas en beneficio de la operatividad o las “prisas” son respuestas cortoplacistas que considero no ayudan a colocar nuestra bella “roca” donde corresponde.

La desactivación de las asambleas es una respuesta cortoplacista Clic para tuitear

La próxima asamblea general de Equo es una oportunidad única para actualizar nuestra hoja de ruta, empoderar nuestro orgullo ecologista y explicar al mundo quienes somos ahora.

Autora:

Silvia González

Primera parte de esta serie de artículos de la autora:

Orgullo ecologista: fuimos, somos, seremos (I)

6 thoughts on “Orgullo ecologista: fuimos, somos, seremos (II)


    1. Hola David, creo que al inicio del artículo se hace referencia, quizás no muy contundentemente, a la fractura que ha existido siempre en el seno del Ecologismo respecto a ser y actuar como lobby o partido político. En este sentido empleo fratricida, sin dejar de ser un recurso literario, por supuesto. Me preocupa que haya organizaciones ecologistas tan reacias a dar apoyo al Ecologismo político .


  1. Me identifico con gran parte del artículo y es más, considero necesario ese cambio que pudieramos subvertir y revertir los planteamientos de los partidos tradicionales y que hubiera una eclosión hacia un nuevo modelo de partido y sociedad, donde la ecología fuera el eje central del nuevo modelo social y económico, pero complementándolo a mi forma de entender, hacia un cambio mas profundo y es del que casi nunca se habla en los partidos ni en los movimientos sindicales sean los viejos o los contemporáneos, y ese cambio lo pongo principalmente en la visión interna del ser humano y del cambio interno a nivel mental, psicológico, spiritual y humano que necesitamos, desde conductas propias de actuación y comportamiento, si no es así, creo que los cambios serán siempre incompletos y parciales, pues una sociedad debe cambiar desde la aceptación interna de planteamientos y conductas que hasta dia de hoy, han protagonizado los escenarios políticos y sociales y que son las que nos han llevado a enfrentamientos innecesarios, a no entendernos, a no ser inclusivos y no aceptar la diversidad, a no respetarnos y a no ser capaces de convivir con formas y opciones distintas de entender una realidad, ¡¡¡NADIE EN ESTA VIDA NOS PODEMOS ATRIBUIR SER POSEEDORES DE LA VERDAD ABSOLUTA!!! y es lo que en muchas ocasiones nos convertimos, en predecesores de poseer la verdad y expresandonos con conductas impositivas y faltos de respeto y tolerancia hacia las demas personas. Por ello compañerxs, es por ello que si no cambiamos esa parte fundamental como seres humanos, seguiremos estando en el mismo punto de partida, en los enfrentamientos y la no aceptación de lo diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *