Derecho a disentir

Vivimos una época en que esta sociedad está perdiendo cotas de libertad conquistadas con mucho esfuerzo por nuestros antepasados, desde muchos años atrás. El neoliberalismo, el aburguesamiento y la apatía, hacen que estemos perdiendo creatividad, sensibilidad y empatía, con  el sufrimiento de las personas que lo pasan  mal y de nuestra Madre Tierra » La Pacha Mama». Cada vez más sufrimos las consecuencias de influencias y manipulaciones mediaticas hipnotizando nuestras mentes  y disminuyendo nuestras capacidades para decidir con  libertad.

La esencia y la razón de existir de un proyecto político verde es defender en este mundo complejo los objetivos de transparencia, democracia, ecologia política, y  participación democrática de las personas afiliadas interactuando con la ciudadanía.

Un proyecto debiera contar con la máxima participación de quienes lo componemos, abriendo canales de participación activa y democráticas, integrando  dentro de él la riqueza de la diversidad y pluralidad de opiniones, siendo un proyecto que sea ilusionante,  cercano con las personas, recogiendo nuevas ideas en su base social, haciéndoles sentir como en casa, al fin y al cabo eso deberíamos ser, una gran familia donde todo el mundo cuente y participe de las decisiones que se toman.

La autocrítica y la crítica,  si es constructiva, siempre es buena para crecer y aprender de posibles errores,  siempre desde el respeto y la transparencia.

No podemos considerar a alguien que discrepa de nuestro criterio, como alguien que es nuestro enemigo.

Desgraciadamente soy protagonista de una historia dolorosa, dónde se ve a la nueva política con actitudes de viejos hábitos.

Logo Verds EQUO
Logo Verds EQUO

Soy afiliado de Verds_EQUO y fui expulsado.

Desde la Ejecutiva y Mesa de País, no se busco la mediación. No hubo diálogo.  Directamente se procedió a una comisión de arbitraje para ser juzgados como si de reos se tratara,  procediéndose así, lo antes posible a expedientarme a mí y otras 7 personas.

Se nos expulsó por protestar, por elevar nuestras quejas a un territorio federal ya que en el nuestro no se nos escuchaba y por ello se nos expulsó…….. ¡¡¡ por discrepar!!!.

No se nos acusa de otra cosa.

No se nos puede acusar de perjudicar al partido, cuando hablamos en  prensa, lo hicimos solo después de que se nos expulsara y después de pasadas las elecciones ¡¡¡ nunca antes!!!, para no dañar a nuestro partido.

Porque tengo que decir, que aún después de haberme expulsado, voté a Unidxs  Podemos y quería que ganase. Me entristecí mucho cuando vi el resultado.

Piedras en la playa, autor Carlos Charro
Piedras en la playa, autor Carlos Charro

Porque creo en esto que defiendo.

Cuando pasa algo así te sientes muy triste y profundamente impotente. Cuando tienes que explicar una y otra vez lo que está sucediendo y siempre con miedo a que no te crean. A que piensen que lo que pasa es que tú quieres un puesto, cuando mi situación es que soy funcionario y no necesito buscar ningún puesto.

Si me decido a escribir y sigo luchando es porque sé que esta sensación de pérdida que tengo la está sufriendo mucha gente, en otros partidos, en otros sitios. La cultura antidemocrática y autoritaria que sigue dueña de este país, está también en la nueva política. Es muy difícil crear nuevos hábitos, aprender a convivir con la disidencia.

Hago un llamamiento a todxs lxs compañerxs  de Equo y de VerdsEquo:

¿qué partido es el que queremos?, ¿Queremos un partido que transmita ilusión, cambio y esperanzas en la ciudadanía?, ¿Queremos un partido con espacios agradables de trabajo dónde aprendamos a trabajar con la diversidad?

Estamos trabajando en espacios políticos cada vez más amplios. Si queremos ganar al PP y a la derecha mediática,  necesitamos que los gobiernos que se están ensayando en Valencia como en otras comunidades,  triunfen. Y esos gobiernos aglutinan un espectro político muy amplio. Si no queremos un fracaso,  tenemos que saber integrar.

No se puede ser pegamento de nada si hay expulsiones políticas como la mía y las de mis compañerxs.

Desde las organizaciones ecologistas, desde la lucha en la calle, llevamos toda la vida criticando las políticas nefastas del autoritarismo, el neoliberalismo y la  prepotencia de los partidos tradicionales, de las políticas del enchufismo y de las decisiones no participativas. Es profundamente doloroso ver que el proyecto en que uno está trabajando cae en los mismos errores y vicios de la vieja política.

Fulgen Tortosa
Fulgen Tortosa

Emprender el camino de  cambiar la sociedad es mucho más difícil que el juego de tronos.  Por mal que me sienta y por desanimado que esté algunos días, no me rindo. Podemos y debemos hacerlo. Luchar por un cambio de cultura política que suponga aprender a trabajar desde la diversidad y la discrepancia.

O eso o no sobreviviremos.

¡¡¡Os animo a que lo hagamos juntos, sin expulsiones!!!

El autor del artículo es Fulgen Tortosa ex-miembro de Mesa de Pais por la asamblea de Santa Pola-Alicante y presidente de la asoc. SOL Economías BioMediterraneas para el impulso de proyectos para la economia colaborativa, el medio ambiente y las monedas sociales y complementarias.

Web provisional de la asociación llamada antes bondades de la tierra, donde colabora Fulgen:

terra comedor solidario

Otros artículos del autor en este blog cooperativo:

Reflexiones para un buen hacer político

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *