Un marrón que vale la pena

David Gámiz Jiménez ha sido miembro de la primera comisión de respeto y transparencia del partido EQUO y también de la segunda, órgano equivalente a la Comisión de Garantías de Podemos o del PSOE. Y con nombres similares en otros partidos. Es el tribunal de asuntos internos, un trabajo desagradecido y que como los árbitros solo es protagonista para mal. Aquí nos desgrana su visión personal y subjetiva de esta intensa experiencia.

comienzo

Recuerdo que cuando mi compañero Toni me dijo de presentarme a la primera CRT, sinceramente no tenía ni pajolera idea en donde me metía.

Él me lo vendió en plan, no es mucha cosa. Ahora lo miro con el tiempo y me da la risa. Evidentemente no le tengo absolutamente ningún rencor a Toni, todo lo contrario como iré explicando.

Recuerdo, que preparé la presentación de la candidatura a conciencia. Porque tenemos el límite de caracteres y había que resumir, cosa que me cuesta bastante, la verdad.

Finalmente mi candidatura fue elegida junto a los que fueron mis primeros compañeros Jorge de Juana, Mercedes, María José y Santiago.

Recuerdo que en esta ocasión, fue la que más costó que se presentaran compañeras.

Poal de Gordón. Tejado de pizarrra, fotoblog Un güeyu abiertu

Con todo al final conformamos la primera CRT. Antes de la primera reunión, recuerdo perfectamente leerme los estatutos por primera vez, enteros para esta primera reunión y lo que pudiera hacer falta. Yendo en el metro y con el móvil, leyéndome cada día unos cuando artículos de los estatutos en pdf.

 Hasta que al final me leí todos los estatutos por primera vez. Me leí, remarco. Porque entenderlos es otra historia. Ya que mis conocimientos sobre textos y léxico judiciales, son los mínimos para los estudios que he hecho.

 desarrollo

teoría

La teoría es que este órgano, tiene capacidad de fiscalización y acceso a EQUO casi sin limites dentro del propio proyecto. Los únicos límites son la LOPD de facto y el marco de ley estatal, autonómico o el del ámbito en el que sé este produciendo el caso. Y con esta intención, intentamos buscar información para entender muchos de los casos que nos fueron llegando.

Bajo la teoría, de que esta comisión tenía el deber y la potestad de actuar allí donde los principios del proyecto, y como el mismo nombre de la comisión, donde el respeto y la transparencia no se estuviesen llevando a cabo. Para ello, el ámbito de actuación teórico era y es grande. Desde municipios a autonomías, a todo el estado o Europa. Este grupo de EQUOcompañeras, tenia el deber y el trabajo de resolver conflictos o faltas en todos estos ámbitos y en todas estas tipologias.

No se puede delegar en cinco personas que no tienen dedicación plena una tarea tan grande Clic para tuitear

Esta es la teoría, la practica se demostró de otra forma. Por otra parte y en muchos casos: lógica, al menos bajo mi punto de vista. Ya que no se puede delegar en 5 personas, sin dedicación absoluta y sin preparación completa, tamaña tarea. Más cuando, parte de esta tarea, bajo mi mapa, deberíamos hacerla entre todas en cada zona o territorio. Para descargar y personalizar las soluciones.

práctica

Pero haciendo camino se va aprendiendo. La primeras reuniones fueron bastante, complejas. Por decirlo de alguna forma. Ya que las personas empezamos a conocernos, y esto es un hándicap. Aunque gracias a Jorge, que con su gran experiencia ayudo mucho a agilizar esta etapa.

Recuerdo que heredamos algunos casos y los emails, de la anterior “provisional” comisión de convivencia.

Gijón. Fotografía del foto blog Un güeyu abiertu

Pero el trabajo no tardó en llegar. En cuanto solicitamos el acceso y la publicidad mínima, los casos fueron entrando en la comisión. Desde el principio he de decir, que el grupo coincidió en el análisis de la situación y las necesidades del proyecto. Coincidiendo, en la falta de publicidad y transparencia sobre datos cruciales, y que habíamos decidido desde el cuerpo del proyecto en poner en marcha. Entendimos la situación de EQUO en ese momento y no apretamos más de lo debido. Pero eramos conscientes de nuestra situación por velar en este aspecto, ya que la comisión lleva el concepto en sí misma: La transparencia.

Como digo los casos no tardaron en llegar. Y se pusieron de relieve la falta de medios para realizar un trabajo efectivo por esta comisión. La distancia de los diferentes territorios y de los mismos miembros de la CRT, pusieron de manifiesto la carencia de los mismos.

A medida que desarrollábamos el principio de nuestro trabajo, fuimos paliando la falta de los mismos, lo mejor que pudimos. Utilizando todo aquello de lo que podíamos disponer. El máximo de nuestro tiempo y las herramientas gratuitas que existían.

conclusión

Podría decir que la primera CRT, teniendo en cuenta todo lo que teníamos en contra, fue altamente satisfactoria, para mí mismo y estoy convencido de que puedo hablar por el resto de compañeras, fue también para ellas. El proyecto pudo disponer de una herramienta esencial por primera vez, y pudimos todas poner en la practica la utilidad de la misma. E ir viendo lo que había que mejorar, tanto en la misma CRT y como en el resto del proyecto.

Ya con la II CRT. Donde estuvimos: Santiago, Rosa, Carlota, Eva, MJ y un servidor. No pudimos más que confirmar que estas carencias aun estaban presentes y eran aun más necesarias medidas correctoras para la CRT. Ya que con el incremento de los eventos electorales. El crecimiento de la organización y la representación publica, con un acceso a dinero público. Fue aún más el incremento del trabajo, con un carácter aun más crítico y de mayor envergadura.

Como vengo remarcando el trabajo total a realizar es grande y la profundidad de los temas es grande en potencia. Aunque la complejidad de los temas en la realidad, claro está, es variable. Pudiendo llegar a ser en los casos más extremos inabarcable, ya que estos pueden rebasar el ámbito competencial del propio proyecto y llegar a ámbitos públicos y sujetos a marco de ley estatal, autonómico, municipal o comunitario…

Los recursos necesarios para este nivel de temas es grande y necesario. Debemos tomar conciencia para dotar y respetar este órgano. Es decir, fomentando que la CRT tenga recursos o se entienda la demanda de los mismos. Y además, siendo conscientes al máximo qué cuestiones elevar o no al órgano. Y de qué manera problemas que son de un entorno concreto no llevarlos de manera, poco meditada o “en caliente” a estos órganos. Para ello buscar medios cercanos y APTITUDES para solucionar satisfactoriamente los mismos localmente.

Playa de Xagó, Asturias. Fotografía del foto blog Un Gúeyu abiertu

Todo ello, se consigue con errores. Con conflictos, y aquí es donde entra la importante labor de esta comisión y durante estos primeros años de vida. Ser conscientes de las realidades y de las situaciones en su máxima complejidad, es una obligación para los integrantes de la CRT y bajo mi punto de vista, para todos los miembros del proyecto. Un proyecto de largo recorrido como en el nuestro necesita de la tranquilidad y la perseverancia para ir lejos y no dejar de mejorar cada día, y para ello la auto-critica y la fiscalización de unos a otros, al más puro estilo nórdico, es lo que nos ha hecho mas fuertes, y hará mejores y aun más verdes. Y finalmente relevantes en las sociedades que queremos transformar: Europea, Española, Andaluza, Granadina… etc…

La fiscalización, la transparencia, con estilo nórdico, nos hará más fuertes Clic para tuitear

Me gustaría destacar otro tema importante para mí, que es la no renovación por mi parte. La cual hice por principios democráticos y de regeneración. Para así compartir el rol y las responsabilidades para posibilitar la ampliación de compañeras con experiencia en este órgano cara al futuro y a la compresión de la complejidad del proyecto en su conjunto, gracias al punto de vista único que da la CRT.

En conclusión final de mi experiencia de casi 4 años. He podido ver como la gran mayoría de los problemas que teníamos como grupo humano se reducían a una falta de empatia y recursos intrínsecamente humanos, personales e individuales necesarios para convivir en la diferencia. La diferencia que siempre existirá por otra parte.

Nos falta empatía para convivir con la diferencia. Una diferencia que existirá siempre Clic para tuitear

Si he podido llevarme una experiencia de vida estos años en la CRT, es que si queremos cambiar para mejorar nuestra sociedad, nosotros somos la llave. Nosotros mismos, si cambiamos, y contagiamos este cambio de manera interna como mini-sociedad que somos, podremos convencer a las personas que están fuera que es POSIBLE.

Si cambiamos y contagiamos ese cambio internamente, entonces contagiaremos a la sociedad Clic para tuitear

Un proyecto humano, con cultura Española. Que respeta la diversidad, que la entiende y que la fomenta desde el respeto mutuo y en concordancia con la madre naturaleza. Para ello elaborando un sistema y esquema fuertemente federal, donde cada territorio pueda sentirse libre para actuar en función de su naturaleza. Pero a la vez elaborando una apuesta en lo común, donde todos podamos sumar y tener fuerza para ser una entidad, para poder llevar la voz de nuestra ideología y nuestra ideas u soluciones a la sociedad que vivimos y que queramos que vivan los nuestros ahora y en el futuro.

David Gámiz Jiménez

Soy David Gámiz Jiménez, nacido en Loja, Granada. Hace 35 años. Ingeniero técnico de Diseño industrial. Me considero un artista. Amante del 3D y de los videojuegos, cómics, cine y las bandas sonoras. Por supuesto en el plano social y político, comprometido socialmente. Me defino como 15M y ecologista político. Ciudadano del planeta tierra. Positivo y luchador incansable. Buscador de la constante mejora personal y grupal.

Blog político de David

Blog de David Gimenez

Compártelo con el mundo...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *