Comillas y la nueva política

Comillas es una hermosa localidad de la costa de Cantabria con una importante parte monumental que junto con el entorno y la cercanía a la playa, hace que sea un destino turístico.

La pregunta obvia es, ¿qué tiene eso que ver con la política o con lo que se ha dado en llamar nueva política?. A priori nada, claro. Pero analicemos un poco más de dónde sale esa parte monumental de la ciudad.

Palacio del marqués en Comillas. foto JMFP

El Marqués de Comillas era un señor de Comillas, que se fue a América huyendo de la justicia que lo perseguía por un episodio violento que había protagonizado. Una vez en América se dedicó al comercio de esclavos y a su explotación en los ingenios azucareros de Cuba. Con esto hizo una fortuna inmensa que reinvirtió en su patria en obras como la Universidad Pontificia de Comillas.

Fue activo políticamente en España siendo el principal apoyo del partido negrero* del que también formaba parte Cánovas del Castillo, un partido que no se presentaba como tal a las elecciones pero que ejercía como lobby para impedir que la esclavitud se aboliese en España.

Por todos esos méritos fue nombrado marqués por el rey Alfonso XII.

La fortuna y el título del Marqués de Comillas se asienta sobre el asesinato Clic para tuitear

Resumiendo, este buen señor, prófugo de la justicia por violento, se fue a Cuba, y allí, a base de secuestrar, torturar, violar y asesinar a miles de personas se hizo rico. Como consecuencia de ello se dedicó a influir en la política española para mantener el país en una situación de atraso y oscurantismo, conspirando contra quienes legítimamente querían un país más justo e igualitario. De alguna forma, la construcción de la Universidad Pontificia podía ser más conspirativo que filantrópico.

Universidad Pontifica de Comillas, fuente wikipedia

Si aplicamos la justicia y hacemos un discurso que busque realmente otra globalización desde una perspectiva planetaria y no nacionalista o localista, tanto la Universidad Pontificia como el palacio del Marqués, pertenecen a la población negra de Cuba y Puerto rico. El actual Marques debería ser desposeído de su título y todas sus propiedades y su capital confiscado y entregado a la población negra de Cuba y Puerto Rico.

Ahora bien, si alguien pone eso en su programa electoral el linchamiento mediático y social sería brutal. La mayoría de la gente no entendería el propósito de decir eso y se conseguiría el proceso contrario, un apoyo social hacia el marqués y su figura.

Lo justo sería expropiar al marqués actual su título y posesiones Clic para tuitear

Evidentemente resulta muy discutible la viabilidad de dar una indemnización a los descendientes de las personas esclavizadas, después de 150 años de su abolición. Pero no es ese el problema. El problema es que este tema no se trata en las clases de historia de los colegios. No se trata en las películas, en las novelas. Hay un enorme silencio social sobre él.

De hecho, si hacemos un análisis del apoyo de al ultraderecha republicana en EE UU y del apoyo de Trump, podemos ver como los estados esclavistas siguen siendo el fermento de las ideas más retrógradas y criminales de la política norteamericana. El origen de la explotación de los inmigrantes ilegales y de su criminalización por parte de los empresarios agrícolas y de los medios de comunicación ultraconservadores está en la mentalidad esclavista. De la misma forma que sus abuelos justificaron la existencia de la esclavitud ellos justifican la existencia de la desigualdad.

La ultraderecha se basa en la pervivencia sociológica del esclavismo Clic para tuitear

Por eso, presentar un programa político que realmente sea revolucionario, que realmente busque transformar la sociedad, va a suponer un conflicto social inevitable.

Porque quien tiene el poder, quien tiene un privilegio no lo suelta, lucha por mantenerlo. La oligarquía plutocrática y aristocrática que dominó el estado español durante el siglo XIX luchó a sangre y fuego por mantener sus privilegios y los avances sociales que se consiguieron, desde la desaparición de la inquisición hasta la sanidad universal que hemos vuelto a perder hace apenas un lustro. Mucha gente fue encarcelada, torturada o asesinada por defender ideas que hoy nos parecen básicas.

Mucha gente fue asesinada por defender ideas que hoy consideramos básicas Clic para tuitear

Es decir, quien tiene privilegios los cede cuando se le obliga, cuando alguien se organiza para tener fuerza y exige lo que es suyo. El gran problema de la personas que vivimos la democracia desde nuestra infancia es que pensamos que todo estaba hecho y nos asombramos de que la política genere conflictos. Si no hay conflicto no hay política seria porque no estás cuestionando el estatus quo.

La política que quiere transformar es siempre conflictiva Clic para tuitear

Y esto sucede también dentro de los partidos. ¡Claro que los conflictos internos son por el poder! ¿por qué vamos a luchar si no?. Peleo en política por conseguir mis objetivos y para conseguirlos tengo que ganarme el espacio para ser escuchado y tengo que conseguir que mis ideas sean asumidas por el colectivo.

Vista de Comillas. foto JMFP

La cuestión por tanto no es rehuir los conflictos sino saber gestionarlos. Evidentemente con el marqués de Comillas va a ser difícil que llegue a un acuerdo y tendrá que ser la fuerza de la mayoría la que desposea al marqués de su título. Con las personas con las que comparto proyecto debería ser más fácil encontrar puntos de acuerdo y gestionar la lucha de poder de una forma pacífica que no deje en la cuneta a las minorías.

No cabe escandalizarse porque se produzcan conflictos dentro de los partidos, ni tampoco acusar de traición a quien reclama su sitio. Solo cabe pedir mesura y entender que los objetivos colectivos comunes deben tener más peso que los particulares.

Si alguien reclama ser la esencia de la nación o del partido y descalifica a quien osa interrumpir la paz social para reclamar sus derechos, ese alguien está del lado del Marqués de Comillas, él tampoco quiere que las cosas cambien. Ese es el discurso permanente de Rajoy y los suyos, incluso de Trump hablando contra las “fake news”. En definitiva, es mantener a los esclavos esclavizados.

Por desgracia la actitud de Echenique cuando dice “así no, compi”, o la de Uralde cuando bloquea en twitter la cuenta oficial de este blog no difieren mucho de la de Rajoy. Mejor dicho son sociológicamente la  misma aunque ellos no lo crean. Está utilizando dentro de sus organizaciones lo mismo que ellos critican a la derecha en la sociedad.

El respeto pasa por entender la legítima aspiración del otro a cambiar las cosas y los partidos que quieran hacer nueva política tienen que aprender a gestionar esto.

*Es curioso que la wikipedia no tenga una entrada dedicada al partido negrero, sino solo un párrafo dentro de un artículo muy extenso dedicado al escalvismo. Existe muy poca documentación sobre la relación del estado español con la esclavitud, un tema que implica muy duramente a Cataluña, a Andalucía, Asturias…Este es un artículo explicando la labor del partido negrero liderado por Cánovas y financiado por el Marqués de Comillas

España y la esclavitud

Pepín Fernández, autor de este artículo,  es uno de los promotores de este blog colectivo, aquí un artículo suyo en asturiano sobre el tema de la esclavitud:

¿Indianos o negreros?

Y este es uno de los artículos publicados en este blog:

Yo acuso protesto y me rebelo

 

 

 

Compártelo con el mundo...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterBuffer this pageEmail this to someoneShare on LinkedIn

3 thoughts on “Comillas y la nueva política


  1. ¡Ay! Don Fortunato Selgas…¡Que negrero más amante del arte!¡Qué benefactor!


  2. Hola Pepín, gracias por todo lo que vais escribiendo y la riqueza de cada uno de los articulos y comentarios que se hacen, cada vez veo que va creciendo la conciencia y el sentido constructivo y crítico de este partido, que creo que le hace falta hacia un cambio.
    Me es incomprensible que personas que son cabeza de lista de VerdsEquo, llamandose un partido democrático y que lucha por la integración y respeto de las personas, tengan esas conductas tan bajas y mezquinas de bloquear o presionar para cortar la libertad de expresión como hace Uraldde, y que practique tácticas y conductas propias de personas como el Marqués de Comillas, para convertir a la militancia en esclavos de una ideologia servilista y poco democrática.
    Espero que cada vez las personas sean más conscientes y puedan darse cuenta por ellas mismas, de estas tácticas que al final llevarán al hundimiento el barco de la ecología, para volver a hundir en las profundidades las esperanzas y las ilusiones de muchos militantes y simpatizantes que creíamos en el mensaje verde.
    Doy gracias a que personas como Florent, Tu Pepín, Nacho, Rosa, etc…., que seguis dando esperanzas y luchais por un partido de las personas y que esperamos pueda verse recuperar para poder ganar unas próximas elecciones, que están a la vuelta de la esquina y que tanta falta hace para que sea posible, políticas verdes de verdad.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *